Cuando China y Estados Unidos se tocan

Cuando China y Estados Unidos se Tocan - Iron Man 3 y Las Flores de la GuerraPoco a poco vamos presenciando como China va abriendo sus puertas al mundo occidental (y viceversa, no nos engañemos).  Esa gran muralla de la que el territorio asiático hace gala y que fue construida para contener a los mongoles va quedando más como monumento, dejando su misión defensiva, antes física y más recientemente metafórica, para conocer el mundo exterior. El país se va abriendo en muchos sentidos: turismo, exportaciones, estilos de vida… y eso irremediablemente lleva al mundo del cine. Lo que hace algunos años parecía imposible ya es una realidad y Hollywood vende casi al peso sus productos al gigante asiático. Esta apertura le ha venido de perlas a la industria norteamericana, que ha visto las puertas abiertas a un mercado enorme y al que les conviene hacer guiños.

Y de esto trata este artículo. Viendo noticias recientes, uno se da cuenta de las bizarradas que envuelven esta relación de amor-odio entre China y Estados Unidos. La más destacable y rimbombante es la de Iron Man 3, posiblemente una de las películas que más va a recaudar en este 2013 y que mete un personaje en exclusiva para la edición de este país. Este es el de la esposa del doctor Wu y que interpretará la conocidísima actriz en el cine oriental Fan Bingbing. Y todo esto es simplemente una jugada para que el público acuda a las salas, aunque sea por empatía.

China tiene una apertura muy controlada. Sólo 34 películas extrajeras son exhibidas cada año, lo que el filtro es bastante potente. En otras circunstancias, una película como ésta lo tendría muy crudo para llegar a este territorio, ya que el superhéroe al que interpreta Robert Downey Jr. es la máxima encarnación del capitalismo norteamericano. Pero Marvel (léase Disney) ha sabido dorarle la píldora a uno de los últimos reductos comunistas del planeta. No es casualidad que el villano de esta tercera parte sea El Mandarín y que el reparto tenga un gran número de actores de esta nacionalidad.

Ironman_hescueladecine

Tampoco es casualidad que una de las grandes inversoras de la película sea la empresa china DMG, y que la película tenga multitud de metraje rodado en zona asiática. Nada es producto del azar y si en algo destaca Disney es en su visión de negocio. Si a todo eso se le suma la arrolladora personalidad de Robert Downey Jr., que se dedicó a promocionar la película por el país, queda como resultado un presunto aumento de los beneficios que bien contentos van a dejar tanto a norteamericanos como a chinos con un alegrón considerable.

Pero no sólo todo lo relacionado Iron Man en China hace que pensar que este idilio chino-estadounidense está en marcha. Michael Mann también se ha ido para allá para comenzar con su próximo trabajo. Americanos y orientales trabajarán juntos para localizar a un hacker, y Mann aprovecha para buscar localizaciones y hablar con actores locales como Tang Wei, Nick Cheung Ka-fai y Shawn Yue Man-lok. El truco que busca Mann es usar rostros conocidos allí que los occidentales no conozcan, pero que en China se aseguren un buen número de espectadores. El último síntoma de que los blockbuster y China se van uniendo es lo ocurrido con la cuarta parte de Transformers. Han convocado un reality de actores en el que el ganador tendrá como premio participar en la película. Con ese dato, sospechamos también que el argumento de la nueva cinta de MIchael Bay transcurrirá en suelo asiático.

Pero si hay un gran culpable de esta relación cinematográfica es Ang Lee. Con Tigre y Dragón (2000) unió las dos culturas haciendo lo impensable: llenar salas es Estados Unidos con un producto rodado en mandarín. A partir de ahí, dio el salto norteamericano siendo de los más venerados por la industria, tanto que ya tiene dos Oscar a mejor dirección por Brokeback Mountain (2005) y La vida de Pi (2012). El taiwanés (ya sabemos como es esa relación entre Taiwan y China) es la muestra que la nacionalidad no importa y ha hecho cosas tan orientales como Tigre y Dragón para años después hacer algo tan comercial como Hulk (2003). Todo un símil a la situación actual de estas dos industrias.

Lasfloresdelaguerra_hescueladecine

El ejemplo más cercano entre el acercamiento de las dos mercados lo tenemos en Yimou Zhang. Es el último director chino en destacar en la cartelera americana con Las flores de la guerra (2011) y muchos de sus productos son de culto entre el público occidental. La casa de las dagas voladoras (2004) y Héroe (2002) son muy conocidas entre los amantes del cine oriental y entre una buena parte del público general, con muy buenas críticas. Con Las flores de la guerra da un paso más allá, y es que no sólo estrenó en todo el mundo, sino que como protagonista contaba con Christian Bale, la más moderna imagen de Batman, otro de los hitos capitalistas.

Pero en China aún queda mucho por cambiar. Hace unas semana llegó el último y más generalista producto de Quentin Tarantino a los cines de allí, y lo que duró la aventura de Jaime Foxx y Christoph Waltz en pantalla fue un minuto. La policía entró y desalojó la sala, aludiendo motivos técnicos. Blogueros chinos apuntan a una edición no censurada donde había más desnudos de la cuenta, pero quien sabe. Lo cierto es que aún no hay fecha de reestreno, y quizás ni lo haya.

La censura es una práctica habitual todavía en China. Los desnudos y la mala imagen del país es algo intolerable y buena cuenta de ello dio Skyfall (2012) que también llegó este año a los cines mandarines con una versión recortada, evitando estos dos temas. Son multitud de películas que tienen que sufrir la tijera del censor chino; pero por lo menos, poco a poco, el cine occidental va entrando en este territorio. Y por la censura, aunque sea algo incomprensible y rechazable, no debiera ser objeto de escándalo, ya que hasta en Hollywood hay cintas que a día de hoy tienen que seguir ciertos cánones. Ahora mismo, Estados Unidos y China caminan de la mano cinematográficamente hablando. No tienen un noviazgo aún, pero digamos, que se están conociendo.

No hay comentarios... déjanos algo con HAMOR!

Deja un comentario

 

— requerido *

— requerido *